Espasticidad: Qué es y cómo tratarla.

La espasticidad es un trastorno motor que puede estar asociado a varias enfermedades y/o discapacidades las cuales pueden ser innatas (como la espina bífida), degenerativas (la esclerosis), o bien, sobrevenida (el daños cerebral adquirido).

El daño cerebral adquirido causa una alteración en el sistema nervioso central, lo que provoca un aumento de la tensión muscular, dificultando y/o imposibilitando total o parcialmente el movimiento de los músculos afectados.

Desgraciadamente la espasticidad no se cura, aunque se puede llegar a tratar intentando prevenir males mayores como malformaciones óseas y contracturas musculares.

¿Cómo tratar la espasticidad?

Son varios los especialistas que deben intervenir en el tratamiento de la espasticidad: neurólogos, neurocirujanos, fisioterapeutas, traumatólogos y médicos rehabilitadores; sin olvidar el importante papel del psicólogo, que deberá ayudar tanto a la persona afectada como a su familia a convivir con esta dolencia.

En cuanto a los tratamientos, estos pueden ser dos tipos:

  • Quirúrgicos: como las denominadas “Bombas de baclofeno“, una práctica novedosa que está dando muy buenos resultados, sobre todo en parálisis cerebral infantil, o las Rizotomías, intervención quirúrgica que consiste en la sección de las raíces nerviosas dorsales.
  • No quirúrgicos, entre los que podemos destacar las infiltraciones con Toxina Botulínica, el tratamiento con Baclofeno oral, el uso de Ortesis (férulas, corsés, etc…) , y los Teratogs (que son trajes especiales que proporciona estabilidad al tronco y las articulaciones y permite la corrección de patrones posturales anormales).
    También se consigue mejorar la espasticidad con fisioterapia y por supuesto con la práctica deportiva, especialmente natación.

Alba tiene bastante espasticidad, en su caso provocada por el daño cerebral, aunque gracias a los tratamientos de fisioterapia que está siguiendo en la clínica ha mejorado bastante.

Además también tiene férulas para una de sus piernas y una de sus manos  y próximamente la infiltrarán con toxina botulínica en las piernas.

Al ser tan pequeña, confiamos en que la capacidad de recuperación que pueda tener sea muy grande. O al menos, eso esperamos.

 

 

 

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Blog

También te puede interesar

Cambios

Cambios

Hola amigos y amigas de Albaayuda. ¡Tenemos muchas cosas que contaros! Y además, tenemos una sorpresita que mejor dejamos para el final: ¡Visita al zoo!

Terrible marzo.

¡Hola amig@s! Un mes mas os damos las gracias por seguir a nuestro lado. ¡Gracias! El mes de marzo ha sido muy duro para nosotros. 

ACTUALIZACIÓN Febrero

Alba y “El Pirata Malapata”

¡Hola amigos/as! Un mes más os agradecemos infinito que sigáis a nuestro lado. ¡No os imagináis lo importante que es vuestro euro para Alba! ¡Tenemos